Categorías
SELF-CARE

CÁNCER DE SENO

El cáncer de seno es el cáncer más común entre las mujeres en el Ecuador y es una de las principales causas de muerte entre ellas, según el Ministerio de Salud del Ecuador. El autoexamen es una herramienta útil para detectarlo a tiempo, por eso hoy te contaremos todo sobre él.

Duet quiere acompañarte en esta lucha tan importante, por eso antes de explicarte cómo hacerte un autoexamen paso a paso, analizaremos algunos factores e información importante, que debes conocer.

FACTORES DE RIESGOS

Existen varios factores en la vida de las mujeres, que pueden influir en el riesgo de ser diagnosticadas, que se dividen en dos tipos: los que no se pueden cambiar, y los que sí.

Factores que no se pueden cambiar:

  • Antecedentes familiares de cáncer de seno: El riesgo aumenta cuando la mujer tiene familiares que hayan padecido de esta enfermedad.
  • Historial reproductivo: Comenzar a menstruar antes de los 12 años y empezar la menopausia después de los 55 años.
  • Tener senos voluminosos: El tener senos densos, puede dificultar encontrar los tumores.
  • Tratamientos previos con radioterapia: Haber recibido radioterapia en los pechos antes de los v30 años, como tratamiento para otra enfermedad.

Factores que sí se pueden cambiar (estilo de vida):

  • Mantener un peso saludable: Lo ideal es tener un equilibro entre las calorías que consumes y las que quemas.
  • Hacer ejercicio: Ten una rutina de ejercicio para mantener tu cuerpo activo.
  • Consumir la menor cantidad de alcohol: El alcohol puede afectar la descomposición de la hormona estrógeno y al tenerla más de lo habitual, es un factor de riesgo para los cánceres de mama, de ovarios y de útero.
  • Si tienes hijos y es posible, dales de lactar: Reduce la exposición prolongada a estrógenos y progesterona, hormonas que favorecen el crecimiento de algunos tumores.
  • Si recibes tratamiento hormonal: Consulta a tu doctor los posibles riesgos.

Al ducharte es el momento perfecto para realizarte un autoexamen, ya que la piel está mojada, más suave, y al enjabonarte las manos, estas se pueden deslizar más fácilmente para realizar correctamente todos los pasos.

Antes de entrar a la ducha, ponte frente al espejo, levanta los brazos, y observa que no haya anomalías. Luego apoya tus manos en la cadera y flexiona los músculos del pecho. Busca cambios, en especial a los lados.

Ya en la ducha enjabona tus manos y senos para que los dedos se puedan deslizar fácilmente.

Pon una mano detrás de la cabeza y con la otra, explora con los dedos en movimientos circulares el seno de ese lado, comenzando por afuera, hasta llegar al pezón. Haz lo mismo con la mano y el seno del otro lado.

Presiona suavemente los pezones y verifica que no haya secreción.

Examina los costados de los senos, las axilas, el pecho y el cuello.

¿QUÉ BUSCAR EN EL AUTOEXAMEN?

Según el Ministerio de Salud Pública del Ecuador, existen varios signos que debemos buscar al palpar nuestros senos:

  • Un bulto en el seno o debajo del brazo (axila).
  • Hinchazón, aumento del grosor o cambio de aspecto del seno.
  • El pezón se ve hundido o existe un cambio en su aspecto.
  • Existe dolor en alguna zona.
  • Irritación en la piel del seno o alteración de la piel alrededor (areola).
  • Alguna secreción anormal por el pezón, por ejemplo: sangre.

Existen muchas razones por las que pueden aparecer bultos en los senos, que no son necesariamente cáncer, sin embargo, no debemos despreocuparnos. Recuerda visitar periodicamente a tu ginecólogo/a y transmitirle todas tus dudas.

No tengas miedo a realizarte el autoexamen, ya que no dolerá. Si detectas algo inusual, visita inmediatamente a tu ginecólogo/a, o tu centro de salud de confianza. Recuerda realizarlo una vez al mes en tu ducha con Duet, ¡puede salvarte la vida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code