Categorías
SELF-CARE

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR?

¿Cuántas veces te has cuestionado qué tan buena eres en algo? ¿O si ese ascenso o recompensa que te dieron, la merecías realmente? Esa voz interna que te hace dudar de ti y de tus logros, se llama “síndrome del impostor”. Y aquí te contaremos todo sobre él.

El “síndrome del impostor” es un fenómeno psicológico, que fue acuñado en 1978 por las psicólogas clínicas: Pauline Clance y Suzanne Imes, quienes llevaban trabajando con mujeres con un historial de éxitos académicos y laborales que, irónicamente, no se describían a sí mismas como “exitosas” y vivían con una sensación de falsedad.

Afecta al 75% de las mujeres en todos los ámbitos, incluso a las más exitosas del mundo, como: Michelle Obama, Jennifer López y Emma Watson.

Según estudios, se da menor proporción en hombres, ya que ellos tienden a atribuir a su esfuerzo e inteligencia, los logros que consiguen; mientras que las mujeres, enmarcadas en una sociedad patriarcal, tienden a atribuir el éxito a elementos externos como: la suerte, las circunstancias, una casualidad, etc. Y les es más difícil atribuirnos logros y éxitos, por lo que somos más susceptibles a este síndrome.

Además, se dice que este síndrome afecta más a las mujeres millennials, ya que tienen mayores tasas de depresión, estrés y ansiedad que cualquier otra generación. Se cree que en parte porque pasaron a su adultez con el nacimiento de las redes sociales, lo que generó que se comparen constantemente con los demás y no se sientan “suficientes”.

TEST ¿CÓMO IDENTIFICAR SI TIENES SÍNDROME DEL IMPOSTOR?

Te traemos un pequeño test para que descubras si alguna vez has vivido este síndrome sin saberlo. Responde SÍ o NO a las siguientes afirmaciones.

  1. En tu trabajo o profesión, ¿alguna vez has pensado que no estás a la altura?
  1. ¿Piensas o has pensado que tus habilidades no son suficientes para el trabajo o profesión que desempeñas?

 

  1. ¿Piensas o has pensado que el ascenso, la recompensa o el mérito que recibiste, fueron cuestión de suerte o casualidad?

 

  1. ¿Dudas postularte a un trabajo, si no cumples con todos los requisitos?

 

  1. ¿Sientes o has sentido que eres un “fraude” y que algún día te descubrirán?

Si respondiste la mayoría SÍ, sin duda has experimentado el “síndrome del impostor” alguna vez. A continuación, te daremos herramientas súper útiles para contrarrestarlo.

Si tienes mayoría NO, eres del 25% de mujeres que no ha sufrido este síndrome, sin embargo, puede que alguna mujer en tu familia o grupo de amigos, sí, así que te invitamos a seguir leyendo.

HERRAMIENTAS PARA MANEJARLO

  • ESCRIBE UN JOURNAL

Cada vez que experimentes pensamientos de duda o de “no ser suficiente”, escríbelos y debajo pon los hechos, sin sentimientos de por medio.

Por ejemplo, si el pensamiento que tuviste fue: “Siento que me fue tan mal en esa presentación, que me van a botar”, escribe debajo el hecho que sería “Me fue mal en la presentación”. Verás cómo el escribirlo, podrás visualizar realmente lo que pasó y no lo que piensas o sientes que pasó.

  • COMPARTE CON OTRAS PERSONAS

Conversa con tus amigos y personas de confianza y cuéntales lo que piensas y sientes. Al estar tan metidas en nuestras cabezas, nos cuesta ver los hechos por sí solos.

Conviértelos en tu red de apoyo. Ellos te ayudarán a apreciar la realidad de tu situación y contrarrestar tu voz interna negativa. Puede que incluso algunos hayan pasado por lo mismo que tú.

  • CONÓCETE, CONÓCETE, CONÓCETE

Puede sonar fácil, pero muchas veces no conocemos en realidad nuestras fortalezas y debilidades, sobre todo si tenemos baja autoestima. Te recomendamos hacer una lista de ellas y también preguntárselas a tus seres queridos.

Conocerte a profundidad, te ayudará a no dudar tanto de ti, ni cuestionarte si estás calificada para ciertos roles, proyectos o tareas.

DESCUBRE EL POWER SHOWER by DUET

Por el mes de la mujer, Duet creó el POWER SHOWER, un podcast con episodios y afirmaciones, donde conocerás más sobre el “Síndrome del impostor”. Así te darás un baño de amor propio y ¡dejarás a la impostora en la ducha!

Encuéntralo, ingresando a Spotify y escaneando el siguiente código:

Con Duet, tú lo puedes todo.

Categorías
SELF-CARE

5 HÁBITOS CLAVES PARA DESARROLLAR EL AMOR PROPIO.

En los últimos años se habla mucho del “amor propio” y su importancia en nuestro bienestar, pero ¿cómo podemos conseguirlo? A continuación, Duet te lo explicará.

El amor propio es la aceptación, el respeto y el valor que nos damos a nosotros mismos.
Se puede confundir con la autoestima, pero esta está en un nivel anterior, ya que es la percepción que tenemos de nosotros; por lo que quien carece de autoestima, probablemente no practique el amor propio.

¿CÓMO SE VE EL “AMOR PROPIO”?

Estas personas tienden a ser: amigables, respetuosas, independientes, y se preocupan por su estado de salud, crecimiento personal y profesional, etc.

¿CÓMO SE VE LA FALTA DE “AMOR PROPIO”?

Muchos psicólogos afirman que las personas sin amor propio son: inseguras, miedosas, y tienden a no poner límites y permitir el maltrato psicológico e incluso físico de otros.

¿QUÉ HÁBITOS PODEMOS FOMENTAR PARA DESARROLLARLO?

  1. IDENTIFICAR NUESTRAS FORTALEZAS Y DEBILIDADES.
    El amor propio se afianza, cuando valoramos tanto nuestras fortalezas, como nuestras debilidades. Enlístalas para que puedas visualizarlas y recordarlas siempre.
  2. VALORAR NUESTRO TRABAJO DIARIO.
    Debemos darle valor al trabajo que hacemos todos los dóas, sea este remunerado o no, esto nos permite reconocer nuestro esfuerzo y sentirnos realizados.
  3. PRACTICAR AUTOCUIDADO
    Cuidarnos también aumenta el amor propio, y se puede dar en varios niveles:
  • Autocuidado corporal: Todos los cuidados en pro de nuestra salud física: el ejercicio, el sueño, la alimentación, incluso pequeñas acciones, como una ducha caliente con jabón Duet.
  • Autocuidado intelectual: Acciones que estimulan la mente y la creatividad, como: leer un libro, pintar, etc.
  • Autocuidado emocional: Gestionar correctamente nuestras emociones y lograr que estas no nos sobrepasen.
  • Autocuidado espiritual: Conectar con nuestro interior, por ejemplo, a través de la meditación.
  1. ESTABLECER LÍMITES
    Las personas que se aman a sí misma establecen límites y dicen “no”, a lo que les afecta tanto física, como emocionalmente.
    Esta práctica mejora la calidad de las relaciones y aumenta nuestro amor propio.
  2. CONSTRUIR UN SISTEMA DE APOYO
    Es importante conectarnos con personas, que compartan nuestros valores y aporten a nuestras vidas positivamente.
    Esperamos que pongas en práctica estos consejos y cultives tu amor propio diaramente. Te esperamos en el siguiente artículo.